Presentación de estandartes en la parroquia de San Nicolás


26 de marzo de 2021. 08:00h.

El pasado martes día 23 de marzo, en la parroquia de San Nicolás, tuvo lugar la presentación de los estandartes de Pasión "vexil·les" recientemente restaurados.



Se trata de unos estandartes de forma octogonal y de unas medidas aproximadas de 200 cm de alto por 155 cm de ancho. Los estandartes de Pasión forman parte de una tradición de la Iglesia en Mallorca relacionada con la religiosidad popular, que consiste en exponer a cada lado del presbiterio de los templos durante la semana de Pasión, sendos estandartes de color violáceo que llevan pintados en tela los instrumentos de la Pasión del Señor. Se usaban en la exposición de la Vera Cruz, el Viacrucis y en la procesión de la Sang, el Jueves Santo. Constituyen un patrimonio material e inmaterial al servicio de la catequesis del pueblo cristiano y de la celebración de la fe. Se tiene constancia documentada de su uso en Mallorca, al menos desde el siglo XVI.

Los estandartes de San Nicolás se encontraron durante las labores de limpieza en las bóvedas del templo. Estaban en muy mal estado de conservación, con manchas de humedad por goteras, ataques de roedores, detritus de palomas e infestación de insectos. Tenían roturas causadas por el uso y numerosas reparaciones realizadas a lo largo de los años, algunas poco afortunadas.

Esta intervención ha sido llevada a cabo por la empresa CYRTA de Sevilla, con un equipo de conservadores-restauradores especialistas en la restauración de textiles históricos. La intervención ha constado de una minuciosa labor de documentación, después de la que se realizó una serie de tratamientos entre los que se encontraban la limpieza y humidificación mecánica de los textiles, la retirada de parches, alineado y corrección de deformaciones y finalmente tinción de soportes de consolidación.

La presentación del acto estuvo a cargo de Mn. Bernat Oliver, párroco, y posteriormente D. Alfredo Claret, responsable de Xicaranda, explicó el proceso. También participó Mn. Joan Magraner, vicario de la parroquia. El acto finalizó con la adoración y la bendición del Lignum Crucis.


0 COMENTARIS