Missa Crismal 2021


01 de abril de 2021. 19:00h.

El obispo de Mallorca, Mons. Sebastià Taltavull, presidió el pasado 31 de marzo, Miércoles Santo, la Misa Crismal en la Catedral de Mallorca.



Se trata de uno de los encuentros diocesanos más numerosos, en el que participan todos los sacerdotes mallorquines, diáconos, seglares y religiosos y religiosas.

Como es habitual, en sus palabras se dirigió muy especialmente a los sacerdotes y diáconos, a los que recordó la renovación de sus promesas sacerdotales, y expresó: "Son los deberes sagrados los que nos hacen ver una trayectoria de fidelidad. Ser buenos colaboradores del orden episcopal y pastores del pueblo. De ahí se derivan en la vida sacerdotal: el ministerio de la palabra, ejercido con ciencia y responsabilidad. Las celebraciones del misterio de Cristo, especialmente la Eucaristía y la Reconciliación. La oración constante por el pueblo, unida a la oración del Obispo. Unidos íntimamente con Cristo y consagrados a Dios por la salvación de todos. Y en el momento de la ordenación la lista termina con la promesa de obediencia y respeto al Obispo y a sus sucesores". Y concluyó: "Es cierto que hoy en esta Misa Crismal, todo va orientado a nosotros, los que hemos recibido la unción del sacramento del orden, pero sois participantes del mismo don, habiendo recibido la unción del bautismo y la confirmación, los que os habéis unido también a la misma llamada. La misión es para todos y es para realizarla en comunión de Iglesia. Unidos a Jesús y entre nosotros a partir de nuestra unión con Él. Siempre con el objetivo de crear vínculos de amistad, que llegará a ser amistad social y fraternidad abierta a todo el mundo".

La Misa Crismal es una celebración significativa en el año litúrgico, en la que se bendicen los óleos de los catecúmenos y de los enfermos que serán utilizados durante el resto del año en las parroquias de Mallorca, y se consagra el santo crisma. Por las circunstancias especiales que estamos viviendo, toma nuevamente una significación especial la bendición del óleo de los enfermos: "Es la mirada especial que debemos tener en este tiempo de pandemia, cuando tanto han aumentado las nuevas pobrezas; pobres, ciegos, oprimidos y cautivos. «Curar los corazones oprimidos», tal vez sea este aspecto el que más hemos querido trabajar en este año y tendremos que seguir trabajando, según se presenten las circunstancias."

La celebración también se pudo seguir en directo a través de YouTube, Facebook y la página web de la Catedral.


0 COMENTARIS