Vigilia Pasqual 2021


04 de abril de 2021. 19:00h.

La Vigilia Pascual en la noche del Sábado Santo es la parte medular del triduo pascual de la Pasión y Resurrección de Cristo, y en consecuencia la culminación del año litúrgico.



La víspera del Domingo de Pascua, precedido por la "madre de todas las vigilias", como se la conoce popularmente, es la parte final del triduo, el cual comenzó con la cena del Señor, el Jueves Santo, y que alcanzó el culmen el Viernes Santo con la conmemoración de la Pasión de Jesús en la cruz.

Si durante el día del Sábado Santo la Iglesia aún está de duelo por la muerte del Salvador, por la noche estalla de alegría. Se realiza la bendición del fuego nuevo y del agua, lecturas, letanías, y la renovación de las promesas del bautismo.

La celebración presidida por el obispo Sebastià Taltavul comenzó en el exterior del templo, donde se bendijo el fuego nuevo, de las brasas del cual se encenderá el Cirio Pascual -Luz de Cristo-, que efectivamente simboliza al mismo Cristo resucitado.

Tras la procesión de entrada se entona el Pregón pascual, antiguo himno alusivo a la noche de Pascua que habla de la gloria de la Resurrección de Cristo, que envolverá toda la liturgia de esta noche. Este año el pregón fue a cargo del tenor Roger Berenguer. Luego continúa con la Liturgia de la Palabra, en la que se proclaman siete relatos del Antiguo Testamento alusivos al plan salvífico de Dios, intercalados con salmos o cánticos del Antiguo Testamento con sendas oraciones después de cada salmo.

"Yo definiría esta noche en tres expresiones: Esta es una noche para la fe, inaugura un tiempo para la confianza. En segundo lugar, esta es una noche para la esperanza, en medio de tantas oscuridades que hay en nuestra vida. Y, en tercer lugar, esta es sobre todo una noche para la caridad, para el amor, para la solidaridad, para poder saborear hasta dónde nos va a llevar el amor de Dios, sobre todo cuando la situación de pandemia que vivimos y sufrimos amenaza lo más básico para vivir dignamente", comentó Mons. Taltavull en su homilía en la Catedral de Mallorca.

Y continuó: "Una noche esta para celebrar y agradecer, para admirar y alabar, para renovarse y renovar, para comenzar de nuevo. Se hace realidad aquella revelación que escucha con atención la Iglesia en el libro del Apocalipsis: «Yo hago que todo sea nuevo.» La primera novedad nos viene del bautismo, cuyas promesas ahora renovaremos y que desde el inicio de la era cristiana nos ha configurado con Cristo, mediante su gracia. Necesitamos decir de nuevo, hoy, este sí, que es un si al Señor resucitado. Es un sí a toda la comunidad de la Iglesia y es un sí a tanta gente que espera de nosotros una nueva actitud, una actitud de ayuda, de estar a su lado, de compañía y de hacer que todas las cosas realmente cambien y sean nuevas. Tenemos el compromiso de hacer que en todos estos sitios y en todas estas personas aparezca la presencia de Cristo Resucitado, la luz en medio de la oscuridad".

El tercer símbolo tiene lugar cuando toda la Iglesia renueva sus promesas bautismales, tras bendecir la pila bautismal y cantar la letanía de los Santos, que nos une en oración con toda la Iglesia.

Tras terminar la liturgia eucarística y antes del envío, monseñor Taltavull invito "a hacer el cielo en la tierra y estar al costado de quienes lo necesitan". Como es costumbre, ya finalizada la celebración, la Escolania dels Vermells de la Seu, cantó el Regina Coeli.

La Vigilia Pascual se ha podido seguir en directo a través de streaming, redes sociales y en Canal 4 TV.


0 COMENTARIS