Mosén Pere Cirer se despide de Santa Eugènia después de 47 años de servicio pastoral


30 de septiembre de 2021. 10:00h.

Antes de la celebración en Santa Eugènia, también el reconocimiento de sus feligreses de Biniali, de donde también, después de 35 años de presencia, será exonerado de las responsabilidades de párroco.



El que ha sido párroco de la villa de Santa Eugènia, en dos etapas de su vida y por espacio de 47 años, mosén Pere Cirer i Ferragut, llegado el tiempo de una merecida jubilación, se despidió de sus feligreses el pasado 25 de septiembre.
En este día el templo parroquial se llenó de gente para participar de una vivida celebración de la Eucaristía en acción de gracias por aquel prolífico ministerio pastoral. Se hizo presente una representación de la Corporación Municipal y familias enteras del pueblo. La coral local animó el canto de la celebración, y el son de las gaitas y el repique de las campanas anunciaban a todo el pueblo que aquella jornada, más que de tristeza, quería ser de agradecimiento a Dios por haber tenido un párroco que "se ha alegrado de los avances de sus feligreses, que ha llorado en sus días de desánimo y que los ha acompañado en el camino de todos". Aquel sentimiento de afecto quedó rubricado con las sentidas palabras de uno de los concejales del Ayuntamiento y una fuerte ovación de los taujans puestos en pie. Antes de que mosén Pere emprendiese el retorno a su pueblo natal de Sencelles, en la plaza vecina a la iglesia, un generoso refresco ofrecido a todos se convirtió en el punto de intercambio de experiencias vividas, de sentimientos imborrables y de un recuerdo que difícilmente desaparecerá.

Antes de la celebración en Santa Eugènia, el mismo presbítero que tantos años de servicio ha aportado a la Iglesia había recibido también el reconocimiento de sus feligreses de Biniali, de donde también, después de 35 años de presencia, será exonerado de las responsabilidades de párroco.


0 COMENTARIS