Misa de Todos los Santos en la basílica del Santuario de Lluc


03 de noviembre de 2021. 17:00h.

El obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, presidió la eucaristía a la que asistieron decenas de fieles.



El obispo de Mallorca, Sebastià Taltavull, presidió la misa de la solemnidad de Todos los Santos, el pasado uno de noviembre en la basílica del Santuario de Lluc, a la que asistieron decenas de fieles.

En la homilía, Mons. Sebastià Taltavull explicó cómo se hace un santo: "Santos lo somos todos ya desde el bautismo, pero aún no lo somos del todo; en nuestra vida nos vamos purificando. Santo es que nos vamos pareciendo cada vez más a Jesús y a las cualidades que tiene Dios. En la santidad de Dios hemos participado nosotros". Para poner un ejemplo el obispo rememoró la figura de san Alonso Rodríguez, narrando su historia de humildad y servicio: "A veces creemos que los santos son gente extraordinaria, gente fuera de serie, cuando los santos han hecho lo mismo que cualquier persona, dentro de una familia, en un trabajo, contando con amigos, con la realidad social de donde vive, pero llegado un momento descubre lo que Dios quiere de él".

El obispo Taltavull terminó recordando cuando el papa Francisco habló de los santos de la puerta de al lado y de nuestra barriada: "Nuestros familiares, amigos o conocidos que han sido buenas personas, que han influido mucho desde su sencillez, contagiando a la familia y la sociedad, por eso no hemos de pensar solo en los santos que la Iglesia canoniza, sino también en los santos reales que tenemos a nuestro lado".


0 COMENTARIS