Día de la Catequesis de las Islas Baleares


17 de noviembre de 2021. 10:00h.

Coincidiendo conl a solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, las diócesis de las Islas Baleares se unen un año más para celebrar en comunión el día de la Catequesis.



Este domingo 21 de noviembre, celebramos la solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, día en que concluimos el Año Litúrgico en el que, después de celebrar el misterio de la encarnación y el misterio pascual, se ha meditado sobre todo el misterio de su vida, predicación y el anuncio del Reino de Dios.

Coincidiendo con esta solemnidad, las diócesis de las Islas Baleares se unen un año más para celebrar en comunión el día de la Catequesis. El lema que este año se ha propuesto para enmarcar dicha jornada es: «Nuestro corazón se inflamaba mientras nos hablaba» (Lc 24, 32), que corresponde al relato de los discípulos de Emaús y quiere ser una referencia explícita a esta transformación interior y permanente que experimenta aquel que se deja tocar por la palabra de Cristo y le abre su corazón.

Los delegados de Catequesis de las Islas Baleares han escrito una carta dirigida a presbíteros, diáconos, responsables de la pastoral y catequistas para esta jornada que dice: La catequesis ha de nacer del encuentro personal con el Señor que «inflama el corazón» y provoca en el catequizando el deseo de seguirlo apasionadamente y ser testimonio de su amor en medio del mundo. Pero este encuentro, quien debe experimentarlo primero tiene que ser el propio catequista. En caso contrario, no es posible el testimonio. Quizá será este uno de los criterios que habrá que valorar con más cuidado a la hora de conferir el nuevo ministerio de catequista instituido recientemente por el papa Francisco.

Por otra parte, la referencia a Emaús nos recuerda también la necesidad de hacer camino juntos, como también nos invita a hacer el Santo Padre en la fase diocesana del Sínodo de Obispos que acaba de iniciarse y que quiere ser una profunda reflexión de todo el pueblo de Dios sobre la manera concreta en que la Iglesia puede encarnar hoy este «caminar juntos», que es lo que significa precisamente la palabra «sinodalidad».


0 COMENTARIS