El Obispo de Mallorca participa en la Visita Ad Limina a Roma que concluirá en la reunión con el Papa


11 de enero de 2022. 11:00h.

El grupo de obispos, de las provincias eclesiásticas de Valencia, Barcelona y Tarragona, se reúnen durante toda la semana con los responsables de las congregaciones



La Visita Ad Limina es una visita preceptiva para los obispos que normalmente se realiza cada 5 años. Concretamente la Diócesis de Mallorca, representada por el obispo Mons. Sebastià Taltavull, se encuentra en Roma junto con los obispos de la provincia eclesiástica de Valencia (a la que pertenecen las diócesis de las Baleares), y las provincias eclesiásticas de Barcelona y Tarragona.

Este grupo de obispos se reúne durante toda la semana con los diferentes responsables de cada congregación, "una forma de poner en común las preocupaciones que existen en este momento y lo que se nos indica también para llevarlo a cabo. Esta relación es muy importante porque también crea mucha comunión entre nosotros y especifica la misión que debemos realizar cada una de las diócesis", dice el Obispo de Mallorca.

La reunión principal será el viernes con el Papa, donde se trata, en palabras de Mons. Sebastià de "poder tratar de forma individual, pausada y tranquila todas las cuestiones que se plantean, una conversación muy sincera y un diálogo muy enriquecedor para clarificar, contrastar, dialogar y sobre todo escuchar. En definitiva, tener una experiencia de comunión y comprensión de que compartimos una misma misión en la Iglesia y de que nos necesitamos mucho los unos a los otros. Por tanto, nos anima mucho y nos permite trasladar este ánimo a los demás en nuestras diócesis".

Antes de esta semana Ad Limina, cada diócesis ha enviado a Roma un documento, extenso, sobre la vida de la diócesis, explicando el momento que se vive en cada lugar. Respecto a este balance de cinco años, el Obispo ha explicado que "es una muestra de complementariedad poder comentar lo que se ha trabajado, las propuestas, los retos o las dificultades con los demás obispos, y nos ayuda a entender cómo debemos actuar, revisando cómo lo hemos hecho y también exponiendo las nuevas ideas o los proyectos, con claridad y transparencia".

Entre algunas de las reuniones mantenidas estos días destacan las del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización (donde se trató la institución del ministerio de catequista), con la Congregación de los Obispos, la de la Doctrina de la Fe, la Secretaría de Estado y las relaciones de Roma con los estados, con la Congregación para la Educación Católica, con la Congregación para el Clero, la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos y los dicasterios para la comunicación, para los Laicos, Familia y Vida, y para el Desarrollo Humano Integral. También tratarán en otra reunión del trabajo que se está realizando sobre el Sínodo.

Estas jornadas de trabajo también tienen un tono de espiritualidad, cada día empiezan con la celebración de la Eucaristía a las 7.30 horas en las cuatro basílicas mayores de Roma: el sepulcro de San Pedro en el Vaticano, San Juan de Letrán, Santa María la Mayor, San Pablo extramuros.

Foto: Religión Digital


0 COMENTARIS